Blog

Revocación de DACA pondría en peligro el futuro de casi un millón de jóvenes inmigrantes

Por Milagros Chirinos, Directora de Prensa Bilingüe-Español de HRC

Para Sheridan Aguirre, Texas es su único hogar.

Traído a los Estados Unidos cuando tenía un año, Aguirre es el mayor de seis hermanos y el único inmigrante indocumentado entres ellos. Al crecer, el joven cuenta que no prestaba atención a sus estatus legal, pero recuerda vivir con el constante temor de que su madre fuera deportada de regreso a México.

Ahora, sin embargo, Aguirre, quien se identifica como parte de la comunidad LGBTQ, es uno de los cientos de miles de “soñadores” cuyo futuro está en peligro; este grupo de jóvenes traídos a EE. UU. durante la niñez son parte del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Mediante esta iniciativa, muchos soñadores han logrado trabajar, obtener licencias de conducir y apoyar a sus familias. Se estima que hay, al menos,  75,000 soñadores LGBTQ como Aguirre.

Una coalición de 10 fiscales estatales republicanos y un gobernador están tratando de que la administración Trump desmantele el programa. Si se llegara a eliminar DACA, muchos soñadores, incluyendo a Aguirre, serán vulnerables a la deportación y su futuro se tornará incierto.

HRC se sentó con Aguirre para hablar sobre su historia, DACA y la participación comunitaria.

¿Cómo ha afectado DACA su vida?
Entender que yo era el único hermano indocumentado en mi familia fue difícil de procesar. Me di cuenta que no tenía las mismas oportunidades que mis hermanos y hermanas. Pero cuando pude postular a este programa mi vida cambió completamente; fui capaz de ir por mis propios objetivos en la vida, conseguir un trabajo y sentirme más seguro. Mi madre estaba orgullosa de ver que disfrutaba de una vida normal y que pueda abogar por los jóvenes inmigrantes como yo en United We Dream.

¿Qué significa DACA para los jóvenes como usted en el país?
Mientras asistía a la universidad, me di cuenta de que este programa ayudaba a personas de diferentes países, razas, etnias y comunidades. Tener DACA permite que los soñadores vivan sin miedo en todos los estados y ciudades a las que llamamos hogar. Gracias al programa, podemos trabajar, ir a la universidad y conducir como cualquier otra persona, pero lo más importante es que somos capaces de ayudar y apoyar a nuestras familias y sentirnos parte de la sociedad.

¿Qué acciones se esperan de la actual administración?
Sabemos que estamos en un momento crítico, pero tenemos esperanza. A pesar de tener a 10 fiscales generales y a un gobernador que han amenazado con demandar a la administración de Trump si no elimina el programa para el 5 de septiembre, tenemos a 20 funcionarios, entre ellos al Fiscal General por California, Xavier Becerra, apoyándonos y luchando para defender a DACA. Espero que la administración tome una decisión justa y opte por proteger las vidas de los jóvenes, que son miembros productivos de la sociedad que contribuyen a la economía y el crecimiento de este país.

¿Qué le dirías a los soñadores y a los partidarios de DACA?
Como inmigrantes todos tenemos historias diferentes. Esta es nuestra casa, debemos reconocer la humanidad en todo esto. Estamos aquí para quedarnos y luchar para lograr nuestros sueños. Todo lo que pedimos es vivir una vida normal, donde podamos prosperar y triunfar más allá de las barreras del estatus legal, la raza, la orientación sexual, la identidad de género y cualquier otro tema que nos divida como país. Debemos hacer lo que es correcto y seguir adelante juntos, rescindir DACA no es la manera de hacerlo.

Hoy, HRC se enorgullece de unirse al Día Nacional de Acción por DACA y la Juventud Inmigrante, un esfuerzo sin precedentes para apoyar a los soñadores y defender el programa que ayuda a casi un millón de jóvenes inmigrantes. HRC seguirá luchando por los derechos de los inmigrantes LGBTQ, musulmanes, refugiados, personas de color y todas las comunidades vulnerables. Para obtener más información, visite DefendDACA.com.